//
estás leyendo...
Sin categoría

Análisis de Química Clínica – Factores y Valores de referencia

Acido urico | Valores Normales : entre 3.5 y 7.2 mg/dL.

Amilasa | Valores Normales : es de 23 a 85 unidades por litro (U/L)

Bilirrubina

Es normal tener algo de bilirrubina en la sangre. Los niveles normales son:

  • Bilirrubina directa (también llamada conjugada): 0 a 0.3 mg/dL.
  • Bilirrubina total: 0.3 a 1.9 mg/dL.

Nota: mg/dL = miligramos por decilitro.

Calcio | valores normales van de 8.5 a 10.2 mg/dL.

Cloro | valores normales  es de 96 a 106 miliequivalentes por litro (mEq/L).

Colesterol Total

  • El mejor: inferior a 200
  • Intermedio alto: 200 a 239
  • Alto: 240 y superior

Colesterol LDL

  • Cercano al óptimo: 100 – 129 mg/dL
  • Intermedio alto: 130 – 159 mg/dL
  • Alto: 160 – 189 mg/dL
  • Muy alto: 190 mg/dL y superior

Colesterol HDL

 

CK – Total | valores normales : 24 a 194 U/ml.

 

ENZIMAS
 

 

 

 CREATINA

Muestra:

 

–         Suero.

–         Plasma.

–         Orina.

Técnicas: 

–         Espectrofotometría de emisiónvisible. (reacción de Jaffe).

 

Valores normales:                       

  Suero – plasma Orina

Varones

13 – 53 micromol/l 0 – 0.30 mmol/d
Mujeres 27 – 21 micromol/l 0 – 0.61 mmol/d

 

                        Interpretación: 

            Los niveles séricos aumentados se presentan en la atrofia del  músculo esquelético, transtornos endocrino (diabetes mellitus, síndrome de Cushing…)

Su incremento en la orina se produce en estado fisiológico (gestación, puerperio, niños en periodos de crecimiento), mioglobinuria  paroxística nocturna, lesiones por aplastamiento.

Su disminución en orina ocurre en el hipotiroidismo.

En la actualidad para el diagnóstico de enfermedad muscular esta determinación ha sido reemplazada por la medida de la creatin – quinasa.

 

CREATINA QUINASA (CK)

 

Muestra: 

–         Suero.

–         Plasma.

Técnicas: 

–         Método de Szasz a 37 ºC.

–         Método Rosalki midificado.

Valores normales: 

  • Varones: 38 – 174 U/l.
  • Mujeres: 96 – 140 U/l.

Interpretación: 

                        Los aumentos están relacionados con enfermedades del músculo esquelético o del corazón, traumatismos cirugía, infarto del miocardio, trastornos miopáticos,….

 

Los valores de CK inferiores a los de referencia no tienen interés, pueden reflejar un estilo de vida sedentaria o escasa masa muscular.

 

ISOENZIMAS DE LA CREATINAQUINASA

 

Muestra: 

–         Suero.

Técnica: 

–         Electroforesis.

–         Inmunoinhibición.

–         Cromatografía en columna.

Valores normales: 

  • CK – BB: Ausente o vestigios.
  • CK – MB: <0.004 – 0.06 fracción de actividad total.
  • CK – MM: > 0.94 – 0.96 fracción de actividad total.

Interpretación: 

                        Los incrementos CK – BB aparecen en determinados tipos de cáncer (próstata, pulmón,…), cirugía cardiaca, traumatismo cardiaco, enfermedades del tejido conectivo.

Los aumentos de CK – MB  se presentan en enfermedades miopáticas y enfermedades inflamatorias del corazón.

En el infarto de miocardio la fracción de actividad total CK – MB es >0.06, mostrando las determinaciones seriadas, picos de rápido ascenso y descenso.

Los lípidos y las lipoproteínas pueden formar complejos con la CK o macro CK. El complejo migra entre CK – MM y CK – MB.

Los inmunocomplejos de interbanda con BB o MM  pueden determinar resultados de MB falsamente positivos en las técnicas de inmunodifusión y en columna.

 

 

 

ALANINA AMINOTRANSFERASA (ALT)

 

 

Muestra: 

–         Suero.

Técnica: 

–         Espectrofotometría de emisión ultravioleta.

–         Método continuo. Recomendado el que incorpora pirodoxalfosfato como activador

Valores normales: 

  • Hombres: < 35 UI/l
  • Mujeres: < 30 UI/l.
  • Recién nacidos y niños: manifiestan valores ligeramente superiores.

Interpretación: 

                        Máxima actividad de ALT se manifiesta en hígado, músculo esquelético, riñón y corazón.

Elevación importante de la ALT se observa en necrosis del hepatocito por traumatismo extenso del músculo esquelético, golpe de calor, miocarditis, cirrosis,….

La enzima ALT es más específica del daño hepático que el cociente AST/ALT.

El síndrome de Reye cursa con valores elevados de ALT junto a AST, así como en la hepatitis vírica aguda.

Se han descrito niveles elevados en obesos.

En niños con leucemia linfoide aguda incrementos de ALT se asocian con un rápido proceso de la enfermedad.

 

 

 

 

ASPARTATO AMINOTRANSFERASA (AST)

                        Muestra: 

–         Suero.

Técnicas: 

–         Espectrofotometría de emisión visible.

–         Método continuo recomendado el que utiliza como activador piridoxal fosfato (IFCC).

Valores normales: 

  • Hombres: inferior a 40 UI/l
  • Mujeres: inferior a 30 UI/l.
  • Recién nacidos: inferior a 75 UI/l.
  • Niños: inferior a 60 UI/l.

Interpretación: 

                        Incrementos de AST se observan en hepatitis fulminantes, virales, necrosis o daño del hepatocito por cualquier causa.

Ictericia colestásica, hepatitis crónica, tóxica, alcohólica, en estas última predomina AST sobre ALT mientras que en la hepatitis vírica ALT>AST.

El síndrome de Reye aumenta AST fundamentalmente.

Niveles elevados se observan también en enfermedades de origen muscular, cardiaco predominando el infarto agudo de miocardio, la elevación de AST sobre el ALT.

En la cirrosis hepática puede estar normal o discretamente aumentada. Se han descrito valores disminuidos de AST en pacientes urémicos y en tratamiento con metronidazol, así como déficit de vitamina B

En el suero la estabilidad de AST es como mínimo de una semana a 4 ºC.

 

 

 

 

 

FOSFATASA ÁCIDA

 

Muestra:

 

–         Suero o plasma heparinizado, libre de hemólisis. La muestra deberá conservar a pH ácido, añadiendo un estabilizante.

Técnica: 

–         Espectrofotometría.

–         Monitorización continua de la formación de 1 – naftol a 505 nm.

 

Valores normales: 

  • Fosfatasa ácida total en hombres: < 4.2 U/l.
  • Fosfatasa ácida total en mujeres: < 3.0 U/l.
  • Fosfatasa ácida prostática: < 1.5 U/l.

Interpretación: 

                        La fosfatas ácida y sobre todo la fracción tartrato – labil (PAP) se ha utilizado principalmente como test de ayuda  para el diagnóstico del carcinoma protático metastatizado y para la monitorización del tratamiento tanto quirúrgico como estrogénico del cáncer de próstata.

En la ausencia de metástasis el nivel sérico de fosfatasa ácida no aumenta o lo hace discretamente.

Se encuentran valores elevado además del cáncer de próstata metastatizado, en la enfermedad de Gaucher y en algunos casos de enfermedad de Paget avanzada, mieloma múltiple e hiperparatiroidismo primario, así como en metástasis ósea osteolíticas o algunas leucemias linfoblásticas.

 

 

FOSFATÁSA ALCALINA

 

Muestra: 

–         Suero o plasma.

Técnicas: 

–         Espectrofotometría.

–         Monitorización continua de la formación de p – nitrofenol a 405 nm medio alcalino.

 

Valores normales: 

                        Varían dependiendo del sustrato y del Buffer utilizado, así como de sus concentraciones conocidas y de la Tª del ensayo.

 

  • Niños de 0 a 1 año: 120 – 723 U/l.
  • Niños de 1 a 15 años: 157 – 843 U/l.
  • Adultos: 73 – 207 U/l.

 

En adultos de más de 50 años, las mujeres tienen valores

ligeramente superiores a los de los hombres.

 

En el embarazo, a partir del tercer trimestre, los valores son en general el doble del de los adultos.

 

 

Interpretación: 

                        Como todas las enzimas, la fosfatasa alcalina tiene muy poca especificidad y puede encontrarse elevada en múltiples situaciones.

 

Tiene dos aplicaciones clínicas muy útiles:

–  En enfermedad obstructiva hepática.

–  En enfermedad metabólica ósea, asociada a incremento

de la actividad osteoblástica.

 

En enfermedad obstructiva hepática se produce una elevación sérica importante sobre todo se la obstrucción es extrahepática.

 

En enfermedad parenquimatosa hepática la elevación es en general muy discreta.

 

En enfermedades metabólicas óseas, constituye prácticamente la única enzima que tiene utilidad diagnóstica. Se encuentra elevada principalmente en la enfermedad de Paget, en el raquitismo, osteomalacia y en el hiperparatiroidismo con implicación ósea.

 

En metástasis óseas sólo se produce elevación d la fosfatasa alcalina en aquellas metástasis que dan lugar a lesiones osteoescleróticas. En las metástasis osteolíticas la fosfatasa alcalina permanece sin cambio.

 

 

 

 

 GAMMA – GLUTAMILTRANSFERASA (GAMMA GT)

 

Muestra: 

–         Suero.

Técnicas:

–         Espectrofotometría de emisión visible  405 nm 37 ºC.

 

Valores normales: 

Adultos:

  • Hombres: < 50 UI/l
  • Mujeres: < 40 UI/l.

 

Niños:

  • 0 – 1 mes: 15 a 270 UI/l.
  • 1 – 6 meses: 10 a 160 UI/l.
  • 1 – 2 años: 10 a 80 UI/l.
  • > a 2 años: similar al adulto.

 

Interpretación: 

Aumentos importantes se observan en la enfermedad hepática obstructiva y obstrucción poshepática, colestasis intrahepática, cirrosis biliar primaria, atresia infantil de vías biliares.

Aumentos moderados cursan en cirrosis, lesiones ocupantes de espacio y mononucleosis infecciosa.

Se ha considerado de utilidad en el seguimiento de alcohólicos crónicos junto con la determinación del volumen corpuscular medio (VCM).

Es más sensible a hepatotóxicos.

La GGT es el test de elección para colestasis durante o inmediatamente después de la gestación.

Determinación alternativa a leucinaminopeptidas y 5´ nucleotidas.

El 90% de pacientes con enfermedad hepática tienen elevados los niveles de GGT.

 

 LACTATO DESHIDROGENASA (LDH)

Muestra: 

–         Suero.

–         Plasma (heparina).

–         Isoenzimas: suero.

Técnicas: 

–         Espectrofotometría de emisión visible, como sustrato se puede utilizar lactato o piruvato.

–         Isoenzimas: electroforesis en agarosa.

–         C II.

–         Inmunoinhibición.

Valores normales: 

                                   Varía según el sustrato utilizado.

Sustrato piruvato:

  • Adultos: 90 – 240 UI/l (37 ºC).
  • Niños: 200 – 420 UI/l (37 ºC).

 

Sustrato lactato:

  • Adultos: 60 – 160 UI/l (37 ºC).
  • Niños: 90 – 200 UI/l (37 ºC).

 

Isoenzimas:

  • LD1: 17 – 31%.
  • LD2: 32 – 45%.
  • LD3: 18 – 30%.
  • LD4:   5 – 11%.
  • LD5:   3 – 10%.

 

Interpretación:                       

                        El cambio más significativo de concentración está representado por un aumento en el suero por liberación de LD de los tejidos. Los niveles disminuidos no son clínicamente importantes.

La LD se puede encontrar elevada principalmente en:  hepatitis, mononucleosis infecciosa, tumores malignos, linfomas, anemias, distrofia muscular cirrosis….

La distribución tisular predominante de la LD es la siguiente:

  • LD1: corazón, hematíes, córtex renal.
  • LD2: hematíes, córtex renal, pulmón.
  • LD3: pulmón, placenta.
  • LD4: músculo esquelético, médula renal, placenta.
  • LD5: hígado, músculo esquelético.

 

A veces la LD pueden formar complejos con Ig A o con Ig G. Estas macroenzimas se caracterizan por bandas anormales en la electroforesis de la LD o por un inexplicable aumento de la LD total.

El índice de LD, es decir, el cociente de su valor en un derrame respecto del plasmático, permite distinguir un trasudado de un exudado, puesto que, en los trasudado  el índice es inferior a 0.6.

 

 

AMILASA

Muestra:

 

–         Suero.

–         Orina de 24 horas.

–         Orina de 2 horas.

–         Líquido peritoneal.

–         Líquido pleural.

Técnicas: 

–         Espectrofotometría de emisión ultravioleta usando distintos sustratos.

Valores normales: 

                                   Depende del método utilizado.

El más utilizado es el sustrato maltohepataósido, valores inferiores a 16 UI/l.

  • En recién nacidos los valores son 3 o 4 veces inferiores a los adultos y corresponden a un 100% al isoenzima salivar.
  • No existe diferencia entre sexos.
  • Orina: 70 – 275 UI/hora.

                      

                        Interpretación: 

                        Alrededor del 80 % de pacientes con pancreatitis aguda manifiestan valores elevado de amilasa pancreática en las primeras 24 horas.

La amilasa pancreática diferencia entre pancreatitis aguada y crónica.

La mayor actividad de amilasa se encuentra en la glándula parótidas y páncreas.

Los valores aumentados en ausencia de pancreatitis aguda se observa en parotiditis, obstrucción o infarto intestinal, embarazo ectópico, enfermedad del tracto biliar de cualquier origen, peritonitis,…

La macroamilasemia consiste en la presencia en suero de amilasa unida a inmunoglobulina no filtrable por el glomérulo que hace que exista un aumento importante en suero mientras que no existe eliminación urinaria de amilasa.

Se describen niveles elevados de amilasa en individuos alcohólicos y en algunos tumores de pulmón y ovario.

La amilasa sérica es estable a temperatura ambiente al menos 7 días y a 4 ºC  un mes o más.

 

 

LIPASA

Muestra:

 

–         Suero. Estable a la temperatura ambiente si se evita la contaminación bacteriana.

Técnica: 

–         Turbidimetría.

Valores normales: 

  • < 200 UI/l. 

                                   Interpretación:  

     Se utiliza principalmente para el diagnóstico de la pancreatitis.

La lipasa se encuentra elevada en la pancreatitis de cualquier etiología, en esos casos la hiperlipasemia perdura mucho más tiempo que la hiperamilasemia.

En la pancreopatitis crónica, al revés de lo que sucede con la amilasemia, se observa un franco aumento de la lipasemia, especialmente en el cáncer  de  cabeza de páncreas, dato de gran valor para el diagnóstico diferencial con otras ictericias obstructivas.

La lipasa también se encuentra elevada  la mayoría de las veces en los casos de cirrosis biliar primaria, en la insuficiencia renal crónica y en los pacientes sometidos a hemodiálisis.

Los niveles séricos de lipasa, por lo general, son normales en aquellos pacientes que tienen una amilasa alta sin padecer una pancreatitis.

Es esencial el echo de que este enzima actúa sólo en la interfase éster – agua, por ello los sustratos de  la lipasa deben hallarse en forma de emulsiones. La velocidad de reacción aumenta con la dispersión de la emulsión.

En la orina no se encuentra actividad de la lipasa, posiblemente debido a la inactivación del enzima.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: